El marko que yo admiro

¿Cómo perdemos nuestro amor propio?

Tres versos de Delta