Demandó a un bar por emborracharlo y ganó $5.5 millones

En un giro inesperado de los acontecimientos, Daniel Rawls, un ciudadano estadounidense, se ha llevado a casa la sorprendente suma de $5.5 millones tras demandar a un bar en Texas por servirle alcohol en exceso. El incidente ocurrió en el restaurante La Fogata en Andrews, Texas, el 21 de mayo de 2019, donde Rawls y otro cliente, Robert Henrickson, terminaron en una pelea en el estacionamiento después de una noche de bebida.

La disputa dejó a Rawls con lesiones en la cabeza, que según su abogado, podrían haberse evitado si el personal del restaurante hubiera dejado de servir alcohol a los dos hombres, quienes estaban claramente intoxicados. Además de acusar a la propietaria de La Fogata, Lourdes Galindo, y a un camarero de negligencia por no reconocer el exceso de consumo de alcohol, la demanda también señaló su falta de acción para llamar a una ambulancia después de que Rawls resultara herido.

La demanda civil presentada por Rawls en mayo de este año finalizó el 27 de julio con un veredicto que le otorgó $5.5 millones por diversas reclamaciones, incluida la responsabilidad del local y los daños derivados de una conducta criminal previsible. Este fallo se dio en rebeldía, ya que el propietario de La Fogata no respondió a la demanda ni asistió a la audiencia. Aunque el juez no confirmó la veracidad de las afirmaciones de Rawls, la sentencia sin precedentes ha sido otorgada.

Ahora, el propietario de La Fogata tiene 30 días para presentar una notificación de apelación si desea solicitar un nuevo juicio, según las Reglas de Procedimiento de Apelación de Texas. Este caso ha dejado a muchos preguntándose sobre la responsabilidad de los establecimientos al servir alcohol y las consecuencias legales que pueden acarrear.

Comparte este post