El Chef que Conquistó Orlando con Sushi y un Corazón Gigante

En el mundo de la gastronomía, donde la innovación y la pasión son ingredientes esenciales, Massimo Campagnolo, el creador del concepto detrás de «Take a Sushi», se destaca como una figura emblemática. Su valentía y resiliencia, características que lo definen, le han permitido superar adversidades y alcanzar el éxito sin perder nunca su humildad y amor por aquellos que le rodean.

Massimo Campagnolo tiene planes ambiciosos para este año, incluyendo la apertura de otro local gastronómico y su desarrollo personal y profesional. «Para este año, mis proyectos van desde abrir otro restaurante; crecer como persona; formarme académicamente en el rubro gastronómico; y sacar de todo ese aprendizaje el mejor provecho posible. Quiero aprender mucho, especialmente de las personas que tengo alrededor, la idea es sumar mucho conocimiento en 2024», revela el chef.

El consejo que ofrece a quienes leen esta entrevista es claro y motivador: «Luchen siempre por sus sueños, cualquiera que sea, si quieres, se puede hacer; en mi caso tengo 5 años materializando el mío, aunque tengo más de 20 años trabajando en este mundo, he dado lo mejor de mí y estos últimos cinco años han sido maravillosos, los cuales, sirven de antesala para los grandes momentos que están por venir». Dejando claro que nunca es tarde para hacer de tu vida, lo que siempre quisiste para ella, hay que luchar por lo que se quiere, cada día, cada mes, cada año, hasta lograr el objetivo»

Massimo Campagnolo expresa su gratitud hacia la vida y las personas que han influido en su crecimiento personal y profesional. Su deseo es compartir su don de comunicar, a través de un podcast, abordando temas importantes para la vida y la gastronomía, fomentando valores esenciales de la vida y el mundo culinario.

El chef se considera un nómada, que busca colaborar, para hacer del mundo un lugar mejor. Su enfoque es la autenticidad y el bienestar comunitario, que es evidente en su filosofía de vida. «Trato siempre de hacer el bien a la gente, mediante mis platillos y mi forma de ser, quiero dejar huella por donde paso, ya sea en el corazón de mis hijos; de mis clientes; o el de mis empleados, este es el norte, de la brújula de mi vida, hacer las cosas de corazón y de forma auténtica es lo que me apasiona».

Para Massimo Campagnolo, la paz, el amor y la buena amistad son pilares fundamentales. Cree en actuar sin perjudicar a los demás y en ver el lado positivo de cada persona. «Los sentimientos son difíciles, pero no imposibles, solo se llegan a ellos a través del conocimiento y las experiencias vividas», reflexiona.

En un pensamiento profundo, el chef admite que pocas personas saben quien es él verdaderamente. ¿Me he puesto a pensar cuántas personas verdaderamente me conocen?, y llegué a la conclusión que es casi cero, porque todos los días cambiamos, buscamos ser lo mejor de nosotros, sin ver los errores del ayer», concluye, utilizando la expresión venezolana «pa´ lante, es pa´ lla, todo pasa por una razón» para enfatizar su mensaje de perseverancia y crecimiento.

Comparte este post