Empleado se Casa y Divorcia 4 Veces en 37 Días para Obtener Vacaciones y Dinero

En un caso que ha capturado la atención de las redes sociales y generado un acalorado debate en Taiwán, un empleado bancario logró casarse y divorciarse de su pareja cuatro veces en solo 37 días, con el objetivo de aprovechar al máximo la licencia matrimonial remunerada que ofrece la ley taiwanesa.

Según las regulaciones en Taiwán, un trabajador tiene derecho a ocho días de licencia pagada cuando contrae matrimonio. El empleado en cuestión, cuyo nombre no ha sido revelado, se casó el 6 de abril y disfrutó de su licencia de ocho días. Sin embargo, en un giro inesperado, se divorció de su esposa en el último día de su licencia, solo para casarse nuevamente con ella al día siguiente y solicitar otra licencia pagada. Este ciclo se repitió cuatro veces, acumulando un total de 32 días de licencia pagada.

La situación se complicó cuando el banco donde trabajaba el empleado se negó a otorgarle los días adicionales de licencia, alegando que su comportamiento no era ético. Esto llevó al trabajador a presentar una queja ante la Oficina de Trabajo de la ciudad de Taipei, acusando al banco de violar las «Reglas de licencia laboral».

Tras una investigación, la Oficina del Trabajo dictaminó que el banco había infringido la ley al no otorgar la licencia correspondiente, ya que el empleado técnicamente cumplía con los requisitos establecidos. Sin embargo, la conducta del empleado también fue cuestionada, y el caso desató un debate sobre la ética y la legalidad de explotar las lagunas en la legislación laboral.

El caso se volvió viral y provocó opiniones divididas entre quienes consideran que el empleado fue astuto en su aprovechamiento de la ley, y quienes lo critican por abusar del sistema. Este insólito incidente ha puesto en evidencia la necesidad de revisar y posiblemente reformar las leyes laborales para evitar abusos similares en el futuro.

Comparte este post