Katherine Freytes: Haciendo de las ondas hertzianas algo sublime (Entrevista Retro)

Esta entrevista se hizo hace 12 años, cuando las redes sociales no eran lo que son ahora, así que se las traigo para que disfruten lo que hacía hace ya 12 años atrás.

En el universo de las ondas hertzianas, la voz dulce pero energética de Katherine Freytes se plasma en el subconsciente de la entidad y se fija en él, como un tatuaje a la piel, pues las dulces notas que conforman su voz acompañan al valenciano en su carro, en su casa, en su trabajo; ella es una especie de ángel de la guardia, una voz de conciencia en medio de un torbellino de voces; esta hermosa joven es un ejemplo a seguir, pues ella ha demostrado que no hay camino largo, ni tarea irrealizable, cuando se quieren con afán.

Así, en medio de la encrucijada entre el día y la noche, Katherine Freytes, deleita con una de sus mejores armas, la sonrisa, ella devela sin ningún tipo de miedo algunas estampas del álbum de cromo de su vida al www.elenchufe.net; desde que tomaba el micrófono cuando era niña y cantaba canciones como Sé Como Duele de Karina, hasta hoy en la actualidad, cuando en el trajín de su ajetreada agenda, se deja llevar por la letra y la melodía de la canción llamada Sólo Para Ti de Camila.

Retrocede su película y se sitúa en sus primeros años y analiza con serenidad a su familia, la cual define simplemente como maravillosa, de gran extensión y de distribución variopinta a lo largo y ancho del territorio nacional, pero aprovechando la ocasión de un apagado de velas de un cumpleaños, se reunían y compartían grandes momentos.

Sus pupilas se llenan de un brillo especial, cuando relata los momentos en que en algunos sectores de la ciudad de Valencia se quedaba sin luz, pues era el momento en que todos los niños de su cuadra, salían a las calles a jugar y así daba rienda suelta a su inquieta personalidad que hoy por hoy la cataloga como una de las mujeres más auténticas que haya dado el feudo carabobeño.

Abre su libro de recuerdos justo en la página en que cuando tenía 3 años de edad en Falcón, en medio de un concierto a sala repleta, cuya principal atracción artística estaba retrasada; ante la impaciencia del hecho que se había postergado, la pequeña Katherine salió disparada hacia el micrófono y sin mediar palabras comenzó a cantarle al público, quien la recibió con mucha calidez.

Si se pudiera hacer una línea arqueológica de su carrera, se pudiera decir, que este momento marcó la pauta y encendió sin querer la hoguera de ese deseo de estar en el mundo del espectáculo, por eso a lo largo de su adolescencia hizo muchas actividades relacionadas con este mundo, y así Katherine, hizo teatro, gimnasia, desfiló en pasarelas y por último incursionó en la animación, renglón que la catapultó a ser la personalidad que es hoy en día.

Considera que su ascenso se hizo con mucho esfuerzo y agradece a las oportunidades que se le presentaron en su camino y sitúa en el calendario el año en que comenzó todo el movimiento, y fue en el 2002, cuando por interés propio convence a una amiga para participar en el reinado de los Juvines de esa edición.

Allí se enamora de este aspecto de la vida y decide comenzar sus estudios como modelos en una reconocida academia regional, en la cual aprende todo lo necesario para el modelaje. Llegaron más propuestas a su puerta y así trabajó con el equipo Trotamundos de Carabobo y animó el programa de DAT TV llamado MP3, el cual fuera uno de los mejores en su estilo y eso le comenzó a labrar un nombre en el mundo de los medios de comunicación.

A pesar del éxito, ella no se durmió en los laureles y terminó su carrera, convirtiéndose en Licenciada en Administración Comercial y para ello se tomó un tiempo para concretar esa meta tan importante en su vida.

Luego de esas vacaciones se le abren las puertas a la emisora Woao y obtiene el título de locutora profesional, para dar inicio a una etapa que la está convirtiendo en una especie de leyenda en la historia de la radiodifusión regional, siendo uno de los talentos más inconmensurable que posee la entidad y porque no el país entero.

También afrontó el reto de conducir el programa de televisión para Meridiano TV, llamado Road Bikes, sobre el deporte del ciclismo en la nación. Si hay algo que caracterice a Katherine es su cualidad de no poder ser encasillada, pues tiene una facilidad increíble para hacer cualquier cosa que se proponga y por eso a la hora de hablar de la variedad del mundo del espectáculo, el diccionario de esta animadora, carece de la palabra miedo.

Considera que su evolución como profesional de los medios le ha costado mucho trabajo, ya que ha obrado el camino como una hormiguita, es decir, paso a paso; y luego de 6 años comienza verle los frutos de su dedicación y esfuerzo.

Relata que la radio es mágica, porque en ella se da la oportunidad de expresar tantas cosas a través de la intimidad de la cabina hacia una serie de diversos oyentes, a los cuales toca con su voz, quienes ponen imágenes a sus relatos, como si se tratara de un místico Cinemascopio.

Le fascina que sus oyentes quieran saber de ella y que se la imaginen de mil maneras, por eso considera que su vida es como un micrófono, porque ella siempre que tenga la oportunidad dará su voz, como quien da luz en la oscuridad, sin temeridad pero con el compromiso claro de no hacer daño con sus ideas, porque para ella estar frente a un programa de radio le da una gran responsabilidad, por eso se dedica a construir a cada instante.

Su rostro se llena de rubor, sus pupilas se encienden y su sonrisa se atenúa para darle paso a una calidez especial, mientras sus labios confiesan que en la actualidad vive momentos especiales con su pareja, el cual, hace su vida más completa y por eso se siente identificada con la canción de la agrupación de pop mexicana, de la cual se habló al principio de la entrevista.

Su talante adquiere normalidad, cuando sale de esos recuerdos y regresa a la radio, para darle paso a otro aspecto de sus gestos, pues en esta ocasión se llena de sonrisas y comenta que sus compañeros de la radio son grandes personas, quienes la sorprenden con sus ocurrencias a cada momento, por eso le encanta ir a trabajar a este medio y compartir momentos geniales con ellos.

En cuanto a sus compañeros del programa de televisión, explica que ella es como una especie de madre, pues siempre le están buscando la lengua con sus travesuras y porque ellos cada vez que tiene la oportunidad le da el sermón respectivo con el punto en común de que deben portarse bien. Entre sus sueños está la posibilidad de conocer a Hollywood y -por qué no actuar- en una de sus películas, porque ella no conoces límites y está abierta a probar otras ramas del arte y así lograr ser una polifacética profesional.

Ella, asegura que en todo lo que hace, busca dejar algo a quienes la escuchan o la ven y trata a través de su trabajo dejar enseñanza, porque incluso a través de los concursos y de la dinámica propia de su programa, deja cápsulas de conocimientos al aire y por eso considera que una de las responsabilidades más serias que tiene es dejar algo para la posteridad en la memoria de quienes sintonizan sus programas. Si su vida fuera un libro se llamaría Lo Mejor es lo que Pasa, y para Carabobo, lo mejor es lo que ha acontecido y por lo mismo hoy se puede disfrutar de este gran talento, de esta mujer que marca la pauta y que llena de orgullos a los propios y ajenos a este gentilicio, porque ella ha sido el sinónimo del patronímico de la constancia y del éxito, de ese que se conquistar con el día a día y con las ganas de hacer el mejor de los trabajos, con su esfuerzo sincero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *