Grace Trocell una princesa en reino urbano

Grace es una mujer que es una especie de universo en si, ya que en ella, hay muchas mujeres contenidas en un sólo cuerpo, un huracán que sin querer queriendo, arrasa con todo. Muchas historias, se tejen en sus labios y sus palabras invaden cada esquina del entendimiento, de quien tiene la tiene al frente.

Fotos @pedromakesphotos

Ella con una mirada y un silencio impera, en dónde quiera que esté, tiene la cualidad de apoderarse de cualquier escenario con un severo gesto o con la más sonrojantes de las sonrisas; tanto en silencio furtivo cómo en un atronador diálogo, tirando a monólogo, ella es dueña de todo, aunque se haga la desentendida.

Una de las mejores actrices que conozco; de voz cálida como si fuera una princesa Disney; de valentía inusitada; porque a la hora de un riesgo es la primera en bailar sobre la cornisa, ella se crece según la oportunidad y de una u otra forma, ella siempre está por encima del compromiso que se le presente.

34 tardes soleadas de domingos que parecen miércoles; 128 promesas cumplidas a duras penas; tres bailes en la calle; un viaje de kilómetro por una autopista con 781 huecos y tres zanjas; 20 lunas llenas; 4 canciones de SanLuis; recorridos bajo tierra, sobre el mar, encima del asfalto y despedidas en torno a un aeropuerto, jamás serán suficientes para disfrutar de su genialidad, siempre quedarán conciertos por ir, tickets por compra y saltos al vacío que hacer, siempre con ella.

Grace, nombre de princesa, tiene su pasado montado en las alas de un colibrí, donde se inició en el teatro y desde pequeña ha conquistado cada escenario donde monta, vistiendo la piel antagónica o estando bajo el signo de la clásica protagonista; para ella no hay un papel pequeño y su calidad histriónica la ha llevado a ser la punta del iceberg que emerge cuando cierra el telón.

Foto @pedromakesphotos

Con ella, todo depende, porque su verbo es magia y con ella los ratos mundanos pueden ser momentos a enmarcar en las galerías de la historia de quien surca por las aguas de su noción del tiempo.

De ella hay mucha historia que contar y está ejecutando los movimientos necesarios, para conquistar un nuevo reto, un gran escenario que es la ciudad de Nueva York y no es quepa duda que conquistará la cúspide de cada rascacielo que se le presente en su futuro.

Con la capacidad de hacer un guacamole cósmico y un café de otro planeta, Grace Trocell, no se amilana por nada y a pesar de lo que sea, siempre sigue adelante, sin miedo, para ella perder el tiempo no es una opción y así sin querer, queriendo, inspira y da ejemplo.

Fotos @pedromakesphotos

Habrá nuevos episodios de la serie que conforma la vida de Grace Trocell y viene el inicio de la nueva temporada, que promete, porque Grace viene con todo, y de ella tendremos para rato, porque no hay ningún desastre que evite que esa princesa se conviertan en la reina de la capital del mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *