Hacker Chino Impidió que las Parejas Estuvieran Juntas en el Cine el Día de los Enamorados

San Valentín se convirtió en una pesadilla para las parejas en Shanghai, gracias a un soltero ingenioso con sed de venganza. El 14 de febrero, el cine Xintiandi fue el escenario de un sabotaje romántico sin precedentes. Un joven, cansado del desborde de amor en el aire, compró la mitad de los asientos del cine, pero solo los impares. Su estrategia maestra: separar a las parejas, dejando un asiento vacío entre cada uno. El resultado: besos y caricias fueron reemplazados por quejas e indignación.

La travesura se viralizó, desatando una ola de comentarios. Algunos solteros lo aclamaron como héroe, mientras que otros lo condenaron por arruinar la magia del día. La moraleja: si eres soltero y despechado, mejor no hagas planes amorosos en San Valentín. ¡Cuidado con el Cupido chino!

Ante la conmoción, el cine Xintiandi tuvo que emitir disculpas públicas y reembolsar a los afectados. El incidente dejó una huella en la cultura popular china, recordando a todos que el amor y la venganza pueden colisionar de las maneras más inesperadas.

Comparte este post