Hombre recibe pizzas que no ha pedido durante 10 años.

En un pequeño rincón de Amberes, Bélgica, vive Jean Van Landeghem, un hombre de 65 años cuya vida cotidiana ha sido alterada por un extraño y persistente fenómeno: durante la última década, ha estado recibiendo entregas de pizzas que nunca pidió. Esta peculiar historia ha capturado la atención de los usuarios de internet, convirtiéndose en un misterio viral que todos quieren resolver.

La experiencia de Van Landeghem con las pizzas no deseadas comenzó hace nueve años. «Un día, de la nada, un repartidor de pizzas apareció en mi puerta con un montón de cajas, pero yo no había hecho ningún pedido», relató a Het Laatste Nieuws. Desde entonces, las entregas han continuado, llegando a cualquier hora del día o de la noche, incluso a las 2 de la madrugada, perturbando su sueño y causándole un considerable estrés.

El impacto de estos eventos va más allá de la simple molestia. Van Landeghem habla de los problemas psicológicos y el estrés que le causa esta situación: «Cada vez que oigo un scooter en la calle, temo que sea otro repartidor trayendo pizzas que no pedí». Además, señala la pérdida económica para las pizzerías, que a menudo tienen que desechar la comida rechazada.

En un incidente particularmente agobiante el año pasado, Van Landeghem recibió 14 pizzas en un solo día, todas destinadas a la basura. La frustración y el malestar causados por este acoso constante han llegado a tal punto que Van Landeghem expresa su determinación de confrontar a quien esté detrás de estas entregas no solicitadas: «Cuando descubra quién ha estado molestando mi vida durante estos nueve años, definitivamente no será su mejor día».

El caso de Van Landeghem es un ejemplo sorprendente de cómo un acto aparentemente inofensivo puede convertirse en una fuente de angustia continua y un misterio viral que cautiva la curiosidad del público.

Comparte este post