Perro se come 4.000$ en efectivo que sus dueños estaban ahorrando.

¿Piensas que los perros solo mastican zapatos? Piénsalo de nuevo. En Pittsburgh, un goldendoodle llamado Cecil decidió que $4,000 en efectivo serían su cena. Sí, has leído bien: ¡cuatro mil dólares! Esta historia insólita comienza con Clayton y Carrie Law, quienes dejaron el dinero en un sobre sobre la mesa de la cocina, ahorrando para un proyecto en su hogar en Point Breeze.

Carrie, incrédula, compartió la locura en Instagram. «Cecil nunca ha hecho nada malo… hasta ahora». Imagina su sorpresa al encontrar solo una esquina de un billete de $100 en el plato de agua de Cecil. Pero lo más curioso es lo que vino después.

Recuperar el dinero se convirtió en una misión de rastreo y paciencia. La pareja tuvo que esperar a que Cecil, ya con el estómago lleno de billetes, hiciera sus necesidades para empezar la búsqueda del tesoro más inesperada. Entre vómito y heces, intentaron salvar lo que quedaba de su fortuna masticada.

«Nos tomó tres días, mucho lavado, secado y cinta adhesiva», comenta Carrie. En una mezcla de paciencia y asco, reconstruyeron su fortuna, pieza por pieza. Afortunadamente, Cecil sobrevivió a su costosa cena sin mayores complicaciones. «Creo que después de eso, se echó una siesta», dice Carrie con humor.

En cuanto al dinero, han logrado recuperar alrededor de $3,550. «Tal vez enmarquemos algunos de los billetes mutilados como recuerdo», bromea Carrie. Sin duda, una historia para recordar y una lección costosa sobre dónde guardar el dinero.

Comparte este post