La cura de muchos males, una arepa con perico y un buen café

Por Juan Pablo Valero

Cuando estás lejos de las cosas que quieres, de esas querencias que están conectadas con tu tierra, con tu gente, con tus momentos únicos que pasaste en la tierra que te dió el nacer, es normal que la tristeza llegue a nuestros días, sin embargo, también hay elementos que nos dan felicidad, como el que conseguí hoy en Michi’s.

Lo que sería un desayuno ocasional, buscando un buen café nos llevó a Michi’s, y aunque la intención, era hacer algo diferente, no me imaginé que conseguiría este tesoro gastrónomico, cómo dice el dicho popular, fui por cobre y terminé consiguiendo oro.

Con una masa hecha con los ingredientes más saludables, pero sin perder el sabor de nuestra arepa, este producto combina lo mejor de los dos mundos, porque no necesariamente por comer sano, se debe sacrificar el sabor.

Al primer mordisco de esta arepa, recordé los desayunos en mi casa en Valencia, y así poco a poco fui experimentando la gloria de un buen desayuno y de sentirme así sea un poquito en mi casa. Yo le recomiendo esta opción, claro junto a un buen café para completar la magia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *