La vida se vive más con Alle Rodarte

En su biografía de redes sociales, Alle Rodarte, menciona la frase “la vida es un ratito”, y la verdad, que con el vertiginoso presente, los años pasan volando, sin embargo, hay personas como Alle, que te hacen detener el reloj, porque verla a ella, hace que cada segundo se impregne de magia.

Méxicana, nacida en Nayarit, bajo los astros en Libra. Es una mujer que sin quererlo, desequilibra, pero en el buen sentido de la palabra; porque su contenido en redes sociales, te lleva a un sitial más alto, fuera de lo común y es por eso que se ha convertido en una especie de tesoro para mucha gente; porque ven en sus vídeos, una forma de romper la dictadura de lo que ha vuelto tradicional.

Alle, no apela a las armas convencionales de las redes y con su rostro, comunica millones de ideas, aún en aquellos vídeos donde no emite palabra alguna. Ella tiene el don de la universalidad, un factor que muy poca gente tiene en el planeta Tierra.

Tiene 674 mil seguidores en su Tiktok, y 515 mil en Instagram, y en estas redes triunfa gracias a su secreto, que es, ser natural; sin poses, ni estrategias de levantar polémica a cambio de vistas. Lo de ella es la atracción en base a su carisma, inteligencia y belleza. Un a trinidad que a ella le va de perfección, porque su rostro es una obra de arte; su corazón está lleno de los más hermosos sentimientos y su mente siempre tiene pensamientos que buscan aprender y enseñar.

Su vocación es la enseñanza y a eso se dedica en su vida; es maestra de inglés y tiene un hijo a quien ama con devoción absoluta. Todos los días que se conecta a través de sus redes, le arregla la vida a muchas personas, que ven en ella un bálsamo, una momento de paz.

Le gusta la actuación y se puede ver en muchos de sus vídeos, que con tan sólo los ojos, puede transmitir universos de emociones y alguien con ese poder debería estar en las mejores series de televisión o películas del mundo.

Con temor a equivocarme, pero si miedo al éxito, me atrevo a pensar que Alle es romántica; de verbo frontal; una chica que le da más peso a las acciones que a las palabras; una persona que disfruta esos momentos junto a sus seres queridos y que ha aprendido a ver que la felicidad radica, en esos pequeños momentos, que dejan mucha alegría en el alma.

Con Alle, la vida no es un ratito; al ver sus vídeos, cualquiera vive más; porque ella le imprime felicidad a cada segundo; haciendo de la existencia algo más grandioso. Ella es la cura de muchos males y la respuesta a todas las preguntas.

1 Comment

Add Yours

Leave a Reply