Meten una Cama en un Baño y lo Alquilan por 500 Dólares al Mes

En Vancouver, Canadá, una ciudad conocida por su elevado costo de vida y su mercado inmobiliario de alto precio, un anuncio en línea ha dejado a todos boquiabiertos. Se trata de un «micro-estudio recientemente renovado» que, para sorpresa de muchos, resulta ser un diminuto baño con una cama incrustada, todo por el módico precio de 550 dólares al mes.

Este peculiar espacio de apenas 15 metros cuadrados ha sido promocionado como ideal para una persona soltera que busca vivir en el centro de la ciudad sin necesidad de mucho espacio. A pesar de contar con acabados como nuevo piso de porcelana y granito, la cercanía de la cama al inodoro deja mucho que desear en cuanto a comodidad y privacidad.

El anuncio, que apareció en Craigslist a principios de mes, sugiere un contrato de arrendamiento de tres meses con opción a renovación, pero deja claro que no hay cocina disponible y que no se permiten mascotas. Aunque el listado fue retirado después de un par de días, no pasó desapercibido y fue ampliamente comentado en redes sociales y medios locales.

La oferta no solo ha generado risas, sino que también ha llamado la atención sobre la grave situación inmobiliaria en Vancouver. Según las regulaciones de la ciudad, un espacio debe tener al menos 23 metros cuadrados para ser considerado una micro-vivienda, y los baños deben estar separados físicamente del resto de la unidad. Este «micro-estudio» claramente no cumple con esos requisitos, lo que subraya la desesperación de algunos por encontrar alojamiento asequible en una de las ciudades más caras del mundo.

Comparte este post