La mejor chicha de Miami es de Avila Bistró.

Más de 25 locales fueron visitados, buscando la mejor chicha de Miami, lejos de lo que muchas personas puedan creer, la conseguimos, muy lejos del Doral, en Aventura para ser éxactos.

Catalogar Avila Bistró como un buen restaurante es quedarse corto, ya que realmente es una experiencia sensorial de alto calibre, que en muchos de los casos, nos conecta a momentos de felicidad del pasado, cuando probabamos esa rica comida de nuestras abuelas o en esos lugares que frencuentabamos antes de migrar.

Ubicado en 17951 Biscayne Blvd 33160 Aventura, es un paraíso para los amantes de los sabores, llegar aquí sin duda es un premio para las papilas gustátivas y si aún no has probado nada de este local, déjame decirte que a tu vida le falta algo para ser completa.

Atendido por su dueño, Antonio Rodríguez, un vendadero alquimista de los fogones y un gran anfitrion. Avila Bistro emerge como una joya gastronómica de la corona de los mejores restaurantes de todos los Estados Unidos.

En las primeras visitas que se realizaron al local, nos dimos cuenta que algo sucerdía con la chicha que vendían acá, ya que nos percatamos que muchas personas viajaban hasta 50 minutos de ida para buscarla y luego el viaje de regreso. Cuando comenzamos a publicar que estabamos en este lugar, recibíamos mensajes que le llevaramos de esta bebida y fue así que decidimos probar.

Sin duda alguna una simple probada, te transporta a esos lugares donde fuiste feliz y ninguna de las chichas consumidas hasta ese momento nos recordaban a Venezuela. La de Avila Bistró, si, la mejor de Miami, posiblemente la mejor de muchos estados de este país.

Antonio Rodríguez especialista en el trato adecuado al cliente y un gran maestro de ceremonias, nos contó, que decidió aventurarse en la localidad, en parte por los precios competitivos del alquiler del local y de la necesidad de conectarse con mercados desantendidos como eran los venezolanos al norte de la ciudad de Miami.

Si te acercas en las mañanas, podrás ver a Antonio como un pulpo cocinando muchas cosas a la vez, con presicisión quirúrgica en cada movimiento y con una alegría contagiosa. Es uno de los mejores momentos del día para dejarse tentar por los sabor de toda la geografía de Venezuela y llegar a Avila Bistró.

La mejor chicha de Miami está en Avila Bistró, pero la cosa no se queda ahí. Antonio presenta una serie de platos que son antológicos, como es el caso de su cazón que te hace recordar las empanadas de El Palito en Puerto Cabello; sus arepas que no tienen nada que envidiarle a las mejores areperas de Miami; sus hamburguesas que pudieran ganarle fácimente, en sabor a la mejor de las cadenas ampericanas.

Con el chef Antonio, puedes pedirle lo que sea en materia de comida, he visto como se desdobla para ofrecer el producto que el cliente necesita y si tiene que hacer una arepa con brocolí y queso para satisfacer a un comensal, lo hará con las mejores de las sonrisas.

Su industria del sabor, ha conquistado más allá de los venezolanos de la zona, de hecho, en el sitio puedes ver américanos y representantes de las otras comunidades latinas que se asientan en Miami.

Por si no lo tienen claro, les repito la mejor chicha de Miami es de Avila Bistró y probarla se ha vuelto una necesidad para muchas personas, y no los culpo, porque realmente es adictiva.

Antonio a través de una serie de procesos especiales ha logrado recrear ese sabor de los carritos que se colocaban en alguna plaza del centro de nuestras ciudades; ha podido regresarle la identidad a esta bebida que tanto la necesita.

Es que en Estados Unidos es muy fácil que nuestras comidas pierdan los sabores que lo hacen especial, Antonio se ha convertido poco a poco en científico de la comida, porque va experimentando con los procesos para darle ese punto exacto a sus productos y ese es el secreto.

Antonio es un ejemplo a seguir, no se conforma con la fácil, ha apostado por varias ideas arriesgadas y le ha rendido fruto. Por la misma razón te reto a que vayas a Avila Bistró y pruebes la chicha, te garantizo que en Florida no vas a conseguir una mejor.