Miami Lidera el Gasto en Comestibles en EEUU: ¡Un 14% Más Alto que el Promedio!

En un reciente estudio de HelpAdvisor, Miami se ha revelado como la campeona indiscutible en gastos de comestibles a nivel metropolitano en Estados Unidos, superando a otras grandes ciudades y estados. Si sientes que tu cartera se aligera cada vez más en el supermercado, no estás solo, especialmente si vives en Miami, donde el gasto promedio semanal en comestibles es de $327.89, un asombroso 14% más alto que el promedio de Florida.

El análisis, basado en datos de la Encuesta de Pulso de Hogares del Censo de EEUU, muestra que los hogares en los EEUU gastan en promedio $270.21 por semana en comestibles, o alrededor de $1,080 al mes. California, Nevada y Mississippi siguen de cerca, cada uno con un gasto semanal superior a $290.

A pesar de la desaceleración de la inflación en 2023, los precios de los alimentos en el hogar han aumentado en un 1.7% interanual, según la Oficina de Estadísticas Laborales de EEUU. Este aumento se refleja en los gastos de comestibles que continúan elevándose.

El estudio también reveló que el origen étnico y el nivel educativo influyen significativamente en el gasto en comestibles. Los hispanos o latinos reportaron el gasto semanal más alto, con un promedio de $325.67, mientras que aquellos con menor nivel educativo tienden a gastar más en comestibles que aquellos con educación universitaria o superior.

En contraste, Wisconsin fue el estado con el menor gasto semanal en comestibles, con un promedio de $221.46. Este estudio ilustra no solo las disparidades geográficas y culturales en el gasto en comestibles en los Estados Unidos, sino también cómo factores como la educación pueden influir en los hábitos de consumo.

Miami se destaca en esta lista, seguida de cerca por Houston y Riverside, ambas superando los $300 semanales. Estos datos reflejan una fascinante visión de las tendencias de consumo en las principales áreas metropolitanas del país, destacando las variaciones regionales en el costo de vida y las preferencias de los consumidores.

Comparte este post