Mujer Cobra Salarios de 16 Empleos sin Trabajar: El Fraude del Siglo

En un audaz golpe al mundo corporativo, una mujer en China logró el engaño laboral del siglo, estando «empleada» simultáneamente por 16 compañías sin realizar un solo día de trabajo real. Esta maestra del disimulo, conocida bajo el seudónimo de Guan Yue, junto con su esposo y una red de cómplices, llevó a cabo una operación de fraude laboral que duró tres años y les permitió amasar una fortuna sin precedentes, incluyendo la compra de un departamento en Shanghai.

El fraude se basó en un meticuloso registro de empleadores, roles ficticios y datos bancarios, permitiendo a Guan Yue recibir religiosamente cheques de salario y comisiones por trabajos nunca realizados. Su estrategia incluía enviar fotos falsas a sus «empleadores» como prueba de su supuesta dedicación laboral, mientras que en realidad, pasaba sus días coordinando una compleja agenda de entrevistas de trabajo, y en algunos casos, subcontratando estas entrevistas a terceros a cambio de una comisión.

Sin embargo, el castillo de naipes comenzó a derrumbarse cuando uno de sus empleadores descubrió una carta de renuncia en un grupo de trabajo en línea, destapando una red de engaños que implicaba a más de 50 individuos y sumas que superaban los 50 millones de yuanes (casi 7 millones de dólares). La captura de Guan Yue se produjo, irónicamente, en medio de una entrevista para otro «empleo», marcando el fin de una de las estafas más grandes del mercado laboral chino.

Este caso ha puesto en evidencia un problema creciente en China, donde grupos especializados se dedican a explotar el sistema laboral a distancia, mostrando la vulnerabilidad de las empresas ante fraudes bien orquestados y la necesidad urgente de medidas de seguridad más rigurosas.

Comparte este post