Natasha Vásquez: danzando al ritmo de la vida

Natasha, mujer de verbo y acción; una dama que se pone de pie y corta cualquier miedo. Su alma tiene el ímpetu de cientos de caballos a todo galope. Conocerla es recobrar la fe en la humanidad, porque ella es una de las personas más hermosas del universo.

Fotos: Lina Rodríguez.

Estudió en la Universidad Arturo Michelena en el estado Carabobo y dejó la aventura de las aulas, por pasillos de aeropuerto y la certeza de reescribir su propio destino, con sus pasos sobre otro feudo.

Es bailarina profesional y en el pasado se desempeñó como modelo. En su país de origen, Venezuela, obtuvo reconocimiento en varios certámenes de belleza y pudo bailar en varios espectáculos de su ciudad y en uno de ellos, consiguió la oportunidad de venir a los Estados Unidos, cuando el productor de «Lacademia El Musical», decidió traer el evento a tierras americanas.

Durante los 4 meses que duró la presentación de ese show, se le fueron abriendo las puertas en el mundo de la danza y fue así como participó en los premios Billboard y figuró en vídeos musicales de Enrique Iglesias, Farruko, Bad Bunny, Ozuna, Rauw Alejandro, entre otros.

Foto de Memok3

Reconoce que una de las primeras cosas que le tocó hacer en el país, fue aprender a manejar la economía y con ello se pudo establecer de la mejor manera, en este país y desde el 2017 reside acá y en la actualidad la acompaña en su recorrido su madre y hermana, lo cuál le da mucha fortaleza. En Venezuela aún está su papá y su hermano y por lo mismo su corazón da pasos tanto en estas tierras, cómo en las laderas de su país natal.

Nacida en Maracay, bajo el signo libra, Natasha brilla por su encanto y su equilibrio. Es justa e imparcial, le gusta mantener la armonía en sus relaciones personales y por la misma razón, las protege con toda su alma.

Para ella es un cumplido, cuando valoran su esfuerzo en las diferentes áreas donde se desempeña, ya que no todo son piropos, para ella el reconocimiento es importante.

Para quienes la conocen, saben que Natasha tiene una tendencia de dejar huellas en la vida de las personas que pasan por su vereda y la gran mayoría tiene le certeza, que ella es una de las mejores personas que han conocido en su vida.

Cree en el trabajo duro, le gusta ganarse sus cosas y no cree en soluciones mágicas y le encanta que con su labor puede ayudar a su familia a crecer.

Una de sus cualidades, es su madurez a la hora de afrontar las cosas y a pesar de transitar por malas situaciones en algún momento, nunca dudó en buscarle un lado positivo a todo lo que sucedía; por la misma razón, no siente miedo de hacer cosas nuevas y lanzarse al vacío, cada vez que haga falta.

Ella no es de las que se quedan calladas y no deja que nada, ni nadie la censure. Es toda una chispa y no hay manera de apagarla. Quisiera poder quitar de su cabeza, la preocupación del «que dirán», que le importará menos la opinión de terceras personas, que por lo general no aportan nada positivo a su vida, salvo la crítica.

Reconoce sus errores del pasado, pero no los cambiaría, porque la han llevado a ser la mujer que es ahora y no se ve en otro destino, que no sea el que tiene ahora.

El año que recién acaba de terminar, sirvió de escenario para replantear muchísimas cosas a nivel personal y en este 2023, abrirá el telón a otras ciudades de los Estados Unidos, aprender inglés y abrir nuevos caminos en el mundo de las artes.

Natasha, es sinónimo de energía, de pasión de ganas de hacer las cosas bien; es admirable su determinación y cuando algo se le mete entre ceja y ceja, no descansa hasta lograrlo, es una mujer que no se rinde y siempre está tratando de mejorar, no se conforma y sigue su camino ascendente. Para ella, el futuro se pierde de vista, porque puede hacer de todo y no sería raro verla en una obra de Broadway; una película o en el cuerpo de baile de un gran artista de talla mundial.

Comparte este post