No podrás resistirte al plácer culposo de Boketto

Un lugar donde reina el buen gusto a la hora de hacer creaciones gastrónomicas de alta factura, donde se mezclan sabores con alquimia, con sazón y mucho corazón. Así es Boketto.

Por Juan Pablo Valero

En pleno corazón de Wynwood está Boketto, un altar gastrónomico, que se basa en las fusiones, teniendo como protagonista el sabor asiático de la calle. La realidad de los sabores de ese territorio tan lejano, está a la vuelta de la esquina, con un twist de alta cocina y el firme propósito de llenarte el alma y el paladar de sabores inolvidables.

Aunque Boketto tiene muchas opciones, me voy a centrar en uno de sus postres, así como la protagonista de la película Remember Me, nunca está de más comenzar por lo dulce.

Con un helado de té de verde, bayas furtivas, son apenas dos de los componentes de la ecuación, que te abrirá los ojos de par en par, porque no es exagerado decir que su sabor te transporta a un órgasmo, una experiencia sensorial que no debes perderte.

Cuando el chocolate caliente cae y va abriendo paso en la armadura azucarada del postre, tendrás la oportunidad de hacer tus mejores vídeos y vivir una experiencia única junto a tus seres queridos.

Haciendo honor a su nombre, el chef Paulo Osorio, creó un producto que al probarlo genera de inmediato, un placer culposo, que es adictivo, y cada día que pasa, te hace querer volver a sentir sus sabores de nuevo.

1 comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *