Panera Bread Paga $2 Millones por Engañar a Clientes en Pedidos a Domicilio

¡Atención amantes de la comida rápida! Panera Bread ha sido el centro de atención tras acordar pagar una suma de $2 millones en un acuerdo de demanda colectiva. La cadena de restaurantes fue acusada de inflar sus tarifas y precios en los pedidos a domicilio realizados a través de su página web y aplicación móvil.

Los clientes que utilizaban el servicio de entrega a domicilio de Panera se encontraron pagando más de lo esperado. La demanda alega que la compañía engañó a sus consumidores al no ser transparente sobre los costos adicionales. Aunque Panera ha aceptado el acuerdo, no ha admitido ninguna irregularidad en su política de precios.

Este caso no es único en la industria. Recordemos el acuerdo de Chick-fil-A, que tuvo que desembolsar $4.4 millones a sus clientes por cargos similares durante la pandemia de COVID-19. En ambos casos, las cadenas de comida rápida enfrentaron acusaciones de aumentar los precios de los alimentos en los pedidos de entrega sin informar adecuadamente a los clientes.

Si eres uno de los afectados, es tu momento de actuar. Los clientes elegibles para recibir una compensación son aquellos que realizaron pedidos para entrega a domicilio a través de la aplicación o sitio web de Panera entre el 1 de octubre de 2020 y el 31 de agosto de 2021. Puedes optar por recibir vales de comida o un reembolso en efectivo. ¡Pero apresúrate! El plazo para enviar tu reclamo es hasta el 10 de junio de 2024.

La cantidad que recibirás depende de tu elección. Los vales de comida pueden valer hasta $9.50 cada uno, mientras que el reembolso en efectivo puede ser de hasta $12 a través de PayPal, Venmo u otros medios electrónicos. Los pagos se realizarán dentro de los 60 días posteriores a la certificación del acuerdo por el tribunal.

Comparte este post