Skywalk del Gran Cañón: La Experiencia que te Hará Caminar Sobre el Vacío

El Skywalk del Gran Cañón, una maravilla de la ingeniería situada en el borde del impresionante cañón, ofrece a los visitantes la oportunidad de experimentar una de las maravillas naturales del mundo de una manera única. Esta pasarela de vidrio en forma de herradura se extiende 70 pies más allá del borde del cañón, permitiendo a los visitantes caminar literalmente sobre el aire a una altura vertiginosa de 4,000 pies (1.300 metros) sobre el suelo del río Colorado.

Localizado en la región del Gran Cañón Oeste, el Skywalk es propiedad de la tribu Hualapai y es parte de su reserva. Para acceder a esta espectacular atracción, los turistas deben dirigirse a Eagle Point, un destino turístico que ofrece no solo vistas increíbles, sino también un vistazo a la cultura de la tribu Hualapai. Además del Skywalk, Eagle Point cuenta con un pueblo nativo americano que muestra las viviendas tradicionales de varias tribus indígenas americanas.

Los visitantes del Skywalk deben comprar un paquete de turismo que incluye la entrada a la atracción y el transporte desde Las Vegas, que está aproximadamente a 2 horas y media de distancia en coche. Aunque no se permite llevar cámaras personales o teléfonos móviles en el Skywalk por razones de seguridad, hay fotógrafos profesionales disponibles para capturar el momento.

El Skywalk no solo ofrece vistas sin precedentes del Gran Cañón, sino que también brinda la sensación única de flotar en el aire. Esta experiencia es segura, gracias a la robusta construcción de la pasarela, que está diseñada para soportar el peso de 71 aviones Boeing 747 completamente cargados, aunque nunca tendrá que soportar más que los pies de sus visitantes emocionados.

Para aquellos que buscan llevar su aventura un paso más allá, hay opciones de helicóptero y paseos en bote disponibles, ofreciendo distintas perspectivas del Gran Cañón.

El Skywalk del Gran Cañón es una atracción imprescindible para cualquier amante de la naturaleza, la aventura y la arquitectura, y promete ser una experiencia que nunca olvidarás.

Comparte este post