Taylor Swift Volará de Tokio a Las Vegas por Amor en el Super Bowl

Las Vegas está apostando fuerte con el Super Bowl, invirtiendo $60 millones en la esperanza de un retorno económico de $1,000 millones. Este evento no solo es una jugada maestra para la ciudad del pecado sino también un festín para los anunciantes, quienes desembolsaron $7 millones por un breve comercial de 30 segundos, evidenciando el magnético atractivo del juego. Con espacios publicitarios vendidos completamente semanas antes, el Super Bowl se perfila como el evento televisivo del año, anticipando unos 200 millones de espectadores globales.

El estadio Allegiant, con una capacidad expandible a 71,835 espectadores, se prepara para no alcanzar el récord de asistencia del Super Bowl XIV, pero sí para batir récords en consumo y entretenimiento. Mientras los precios de los boletos flotan en la estratosfera, con el más caro alcanzando los $89,100 en StubHub, los fanáticos del aguacate y las alitas tienen su propio récord que batir, consumiendo cantidades astronómicas de ambos en una celebración de sabores y deportividad.

En una jugada de amor y sostenibilidad, Taylor Swift volará 8,900 millas para apoyar a Travis Kelce, dejando una considerable huella de carbono pero demostrando que el amor no conoce de distancias ni de emisiones de CO2.

Comparte este post