Taylor Swift Vs. Estudiante de Florida: Batalla Legal por Rastreo de su Jet Privado

En un giro que parece sacado de una canción de suspenso más que de amor, Taylor Swift está en el ojo del huracán legal contra un estudiante universitario de Florida. El motivo: el rastreo meticuloso de su jet privado, actividad que el joven ha extendido a personalidades de la talla de Elon Musk, Mark Zuckerberg y Bill Gates. Los abogados de Swift, no contentos con celebrar su reciente y histórico cuarto Grammy al mejor álbum del año, enviaron una carta de «cese y desistimiento» a Jack Sweeney, el estudiante con habilidades de rastreo aeronáutico, acusándolo de acoso y una amenaza a la seguridad pública.

Sweeney, un joven que heredó su pasión por los aviones de su padre, controlador de operaciones de una aerolínea, se ha defendido diciendo que solo utiliza información pública de la Administración Federal de Aviación. Incluso, ha calculado las emisiones de carbono de los vuelos que sigue, quizás en un intento de concienciar sobre el impacto ambiental de las jet-setters. Sin embargo, esta actividad le costó la cancelación de su cuenta en X (anteriormente Twitter) por parte de Elon Musk en 2022, quien incluso le ofreció $5,000 para desistir, oferta que Sweeney rechazó pidiendo $50,000 con la idea de invertirlo en su educación o, irónicamente, en un Tesla.

Este enfrentamiento destaca no solo la delgada línea entre el acceso a la información pública y la privacidad, sino también el poder de las celebridades para influir en las acciones legales. Mientras tanto, Swift y sus abogados se mantienen firmes en su posición, listos para llevar a Sweeney a los tribunales si continúa su labor de rastreo.

Comparte este post