Tiburones de La Guaira se enfrenta a la Maldición de Lezama en la final

Los Tiburones de La Guaira, con un historial de 7 títulos de liga (1964-65, 1965-66, 1968-69, 1970-71, 1982-83, 1984-85, 1985-86), enfrentan no solo a los Cardenales de Lara en la final de béisbol, sino también una maldición que ha pesado sobre el equipo durante años. La sequía de campeonatos desde mediados de los 80 ha desatado múltiples teorías entre los aficionados. Algunos culpan a la gerencia deportiva por el mal funcionamiento del equipo, mientras que otros creen que es simplemente mala suerte en el juego.

Sin embargo, una leyenda más intrigante rodea al equipo: la maldición de Jesús «Chivita» Lezama. Según cuentan, el ferviente fanático de los Leones del Caracas y figura emblemática del béisbol venezolano, lanzó una maldición sobre los Tiburones, alegando que mientras ciertos directivos estuvieran en el equipo, estos no volverían a ganar. «No van a ganar nada mientras esos directivos estén ahí», decía Lezama, quien falleció en mayo de 2023 a los 104 años.

La muerte de «Chivita» Lezama, considerado por muchos como el fanático número uno de los Leones del Caracas, ha conmovido a la comunidad del béisbol. Ahora, con los Tiburones bajo una nueva propiedad, surge la esperanza de que la maldición pueda romperse.

Esta final de béisbol no es solo un partido más; es una batalla contra la historia, la superstición y el destino. Los Tiburones de La Guaira tienen la oportunidad de reescribir su historia y demostrar que, más allá de las maldiciones y las leyendas, el béisbol se decide en el campo.

Comparte este post