Voz Veis demuestra que las segundas partes si son buenas

A pesar de que se indicó, que el concierto de Voz Veis, era un regreso, realmente no lo fue, porque sus canciones, siempre han estado en nuestros corazones y en la banda sonora de la mayoría de nosotros. Sus letras y melodías han acompañado nuestros amores y desamores; nuestros viajes en carretera. En fin, estaban en pausa en nuestras almas y cuando salieron a dar este recital, estábamos listos desde hace varios años, para darle la bienvenida.

Por Juan Pablo Valero

Once años de espera, se esfumaron en las primeras notas musicales con las que se dieron inicio al concierto, nada importó y ese «un poco más» de una década sin saber de ellos, se convirtió en minutos apenas, porque sentimos en nuestras almas, todas esas vivencias que tuvimos a su lado, a pesar de que no estuvieran activos. Recordamos momentos inolvidables que vivimos con su música. Se nos volvió a erizar la piel como la primera vez al reencontrarnos con esas viejas canciones y quedaba claro que no sería por esta vez nada más, porque ellos son para siempre.

En muchos hogares por todo el mundo, la gente alzó sus copas de vino, abrazó a sus seres amados, se reencontró con sus amigos, para vivir la experiencia de este concierto vía Streaming. Fue un acontecimiento que nos unió como venezolanos, porque nos juntó en un sentimiento y nos entregó una experiencia que pasará a nuestras historias, como uno de los mejores momentos de 2021.

El Ziff Ballet Opera House en el Adrienne Arsht Center, en Miami fue el escenario donde 5 de los 6 integrantes se presentaron para cantar sus grandes éxito, pero el concierto real se escenificó en las salas de nuestras casas, en nuestros dormitorios y en todos los lugares donde vimos la transmisión de este evento.

Estaba claro que a pesar del tiempo existen dos cosas que aún persisten, el hecho de que no sepan bailar y su gran poder de hacer poesía, de esa que no se explica porque se siente, porque todos sabemos de que se trata, porque la llevamos en nuestro ADN. Cada nota, de cada canción hizo de acentos en nuestro torrente sanguíneo, y nos elevó a un estado de felicidad y de plenitud, y sencillamente por eso, y al menos de mi parte me queda darle las gracias por ese acto de magia, por ese instante eterno y por esa banda sonora de todos nuestros sentimientos.

Una hora y media fue poco, para 11 años esperando su regreso, pero si fue un gran abreboca, para la necesidad de millones de personas que quieren «aunque sea poco», un año más de ellos, un disco nuevo y al final de toda esta pandemia, la oportunidad de verlos en el escenario cómo llegamos a verlos hace ya más de una década.

Voz Veis, supo entender lo que es un espectáculo vía Streaming, y a parte de centrarse en la calidad de sus interpretaciones musicales, también se dedicó a crear nostalgia y a darle matices humanas al evento; como por ejemplo, cantar de espaldas al escenario y mostrar en televisores antiguos, sus momentos del pasado, creando una experiencia única que le enfrío el guarapo a más de una persona que estaba viendo esta transmisión.

«Sólo por esta vez» es un eufemismo, porque ellos nunca se han ido, están en nuestros corazones, en nuestras almas, en cada beso que hemos dado o en cada ósculo que nos han robado. Su presencia es infinita, en cada kilómetro de carretera que hemos cantado sus canciones; son eternos, son nuestros y están aquí de regreso, para quedarse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *