WWE puede haber encontrado a su nueva «Next Big Thing»

DURANTE LA TRIPLE AMENAZA POR UN HUECO EN TAKEOVER: XXX DEL ÚLTIMO NXT, PUDIMOS TENER UNA MUESTRA DE QUIEN ALGUNOS VEN COMO SUCESOR DE BROCK LESNAR.

La pasada noche durante NXT, se llevó a cabo la penúltima de las luchas de Triple Amenaza que decidiría a otro de los participantes de la lucha de escaleras en busca del Campeonato Norteamericano de TakeOver: XXX.

Y aunque la balanza finalmente se decantó del lado de Damien Priest, quien se impuso a Oney Lorcan y Ridge Holland en un notable choque, a nadie escapó el hecho de que se protegió en todo momento a Holland, ya que la cuenta de tres tras el Reckoning de Priest fue recibida por Lorcan.

Holland, cuyo nombre real es Luke Menzies, llegó a WWE en 2018 con apenas un bagaje de dos años en la lucha libre, ya que la mayoría de su pasado competitivo se adscribe al rugby, deporte que practicó durante cerca de una década bajo una docena de equipos.

Pero este inglés llamó la atención al Imperio McMahon por su impresionante físico y su rápida asimilación del pancracio, si bien hasta el día de ayer no tuvo realmente su primer combate importante en televisión, después de un breve recorrido en NXT UK, donde cosechó un par de victorias de poco calibre.

Y como no hay mal que por bien no venga, parece que el parón de la marca europea de WWE ha hecho que obtuviera su tercera exposición sobre las pantallas de NXT, tras dos combates durante 2018 en los que sirvió de esparrin a Keith Lee y Matt Riddle (entonces, aún bajo su nombre real).

Su estilo, ciertamente, recuerda al de Lesnar, así como su físico, pero como de costumbre, la nacionalidad seguro que resultará un hándicap a la hora de emular los pasos de «The Beast». Ya saben que muy pocos nombres europeos han logrado alcanzar el estatus de los grandes campeones de la historia de WWE… casi siempre de origen yanqui. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *